Reglas generales: Para un buen confort térmico, es importante elegir cuidadosamente la ubicación de sus radiadores, para evitar las sensaciones de frío y el efecto de pared fría, se recomienda generalmente instalar sus radiadores de la siguiente manera en zonas sensibles Los radiadores deben instalarse en las paredes que dan al exterior y cerca de las ventanas, o debajo de las ventanas si es posible. Sin embargo, en una casa muy bien aislada, puede instalar sus radiadores en las paredes interiores. No es aconsejable instalar sus radiadores en zonas con corrientes de aire, ya que esto puede afectar al funcionamiento del termostato. Para promover la difusión del calor, es importante liberar el espacio alrededor del radiador. Para favorecer la difusión del calor, es importante mantener un espacio mínimo de 10 a 15 centímetros entre el suelo y el radiador y, como seguramente sabe, evitar la instalación de muebles y cortinas delante y cerca de los radiadores. Es aconsejable dejar un espacio de 15 centímetros a los lados y 50 centímetros por encima de los radiadores.